nueva aula de programas profesionales en el colegio claret

Además, el Centro de Educación Especial contará desde el próximo curso con una nueva rama de la etapa Programas Profesionales en Actividades Auxiliares de Comercio

A partir de septiembre, una de las aulas de nuestro centro estará ubicada en el colegio Claret de Madrid. En este nuevo espacio los alumnos estudiarán Programas Profesionales en Servicios y Auxiliares Administrativos. Una muestra de que la diversidad y la convivencia de Educación Ordinaria y Educación Especial es posible y beneficiosa para los estudiantes de ambos modelos.

El proceso de matriculación permanece abierto, y aquellos que estén interesados en cursar este Programa Profesional pueden ponerse en contacto con el centro en el teléfono 91 741 38 38 y en el correo secretaria@mariacorredentora.org

Un futuro en establecimientos comerciales

Siguiendo el objetivo del Centro María Corredentora de fomentar la incorporación de los jóvenes con discapacidad intelectual al mercado de trabajo, el colegio pone en marcha a partir del próximo curso una nueva rama de Programas Profesionales en Actividades Auxiliares de Comercio.

El Programa Profesional en Actividades Auxiliares de Comercio tiene como fin facilitar el que las personas que lo cursan puedan desarrollar diversas funciones en establecimientos comerciales como tiendas, supermercados o hipermercados bajo la supervisión directa de un responsable.

Las ocupaciones más frecuentes de los alumnos que estudian este programa son auxiliar de dependiente de comercio, reponedor, repartidor de proximidad a pie y preparador de pedidos. Entre las materias que se imparten se encuentran técnicas básicas de merchandising, atención al cliente, preparación de pedidos o venta de productos. Además, se imparten otras materias comunes a otros programas profesionales como Comunicación y Sociedad o Ciencias Aplicadas.

Para el desarrollo de este nuevo programa profesional, el Colegio María Corredentora contará desde el mes de septiembre con dos nuevas aulas, una de ellas para impartir las materias teóricas, y, por otro lado, un aula taller que estará diseñada como una pequeña tienda en la que los alumnos realizarán el inventario, prepararán los pedidos, y venderán los productos. Todo ello con el fin de que el aprendizaje práctico y manipulativo esté presente desde el comienzo.