PROYECTO CURRICULAR

1.- CARACTERÍSTICAS.
2.- FINES DE LAS ETAPAS EDUCATIVAS.
3.- ELEMENTOS:
– Que enseñar.
– Cómo enseñar.
– Cuando enseñar.
– Que, cómo, y cuándo evaluar.
4.- RELACIONES DE COLABORACIÓN ENTRE LOS PROFESIONALES, LOS PADRES Y EL ENTORNO.
– Participación de la Comunidad Educativa en la gestión del Centro.
– Participación de las familias en el Proceso Educativo.
– Vinculación el Centro con el Entorno.

1.- CARACTERÍSTICAS.-

Para dar respuesta a las necesidades educativas especiales de los alumnos, el proyecto curricular que presentamos a continuación, asume la diversidad, tanto a nivel conceptual como a nivel metodológico y organizativo, con un esfuerzo real de adaptación a las características personales de los alumnos, y un trabajo interdisciplinario centrado en las capacidades y no en las limitaciones de los mismos.

Este proyecto contiene las adaptaciones realizadas a los Reales Decretos de la LOCE, por los que se establecen los aspectos educativos de la Educación Infantil, Primaria y Secundaria propuestos por la Administración (Reales Decretos 829/830/ 2003, de 27 de junio de 2003) y teniendo en cuenta nuestras peculiaridades se ha concretado:

Qué enseñar para lograr el desarrollo global del alumno.
Cómo se han secuenciado los contenidos referidos a hechos, conceptos y principios, procedimientos y actitudes, valores y normas, dentro de los ciclos y niveles.
Cómo se han diseñado los objetivos y las actividades de enseñanza-aprendizaje.
Cuándo y cómo se va a enseñar.
Qué, cómo y cuándo se va a evaluar, para comprobar realmente el proceso de enseñanza-aprendizaje.

Una vez diseñado el Proyecto Curricular de Centro con sus objetivos, contenidos, metodología y evaluación, los profesionales lo adaptan y lo contextualizan a las características de los alumnos realizando la programación de aula. Finalmente se realizan las adaptaciones curriculares individualizadas para cada uno de los alumnos del Centro.

La adaptación del currículo a las necesidades de los alumnos se ha realizado de la siguiente manera:

– PRIORIZANDO áreas curriculares y contenidos dentro de ellas mismas.

– INCLUYENDO contenidos y objetivos complementarios y referidos a aspectos muy específicos: habilidades adaptativas.

– INTRODUCIENDO modificaciones en cuanto a la temporalización y secuenciación de las distintas intenciones educativas, variando el tiempo previsto para el logro de los objetivos de acuerdo con el ritmo y estilo de aprendizaje de los alumnos.

2.- FINES DE LAS ETAPAS Y SECCIONES:

– La integración en los diferentes entornos.

– La socialización.

– La autonomía de acción en el medio.

– El desarrollo de las capacidades previas para llegar a la adquisición de los aprendizajes instrumentales básicos.

– El desarrollo de su capacidad de reflexión.

– El logro de un equilibrio afectivo y social.

– La inserción en la vida social y el aprovechamiento del ocio y tiempo libre.

– La profundización en las actitudes básicas para la convivencia en el marco de los valores cristianos de solidaridad, participación, responsabilidad y tolerancia.

– La adquisición de habilidades y técnicas instrumentales y sociales que permitan al alumno una mejor inserción en su medio.

– La capacitación en determinadas tareas laborales, que le lleven a desempeñar un puesto de trabajo o una ocupación satisfactoria para sí mismo y para la sociedad.

3.- ELEMENTOS.-

3.1 QUÉ ENSEÑAR:

Para abordar los aspectos a enseñar ha sido necesario:

– Señalar unos objetivos comunes y otros de carácter individualizado, en función de las necesidades y posibilidades de cada alumno.

– Plantear objetivos que abarquen todas las áreas de desarrollo: afectiva, motora, cognitiva y social.

– Los objetivos generales que señalamos a continuación, en cada una de las etapas educativas, están basados en los Reales Decretos de Mínimos propuestos por la L.O.C.E. realizando las adaptaciones necesarias a la realidad del Centro, alcanzando su máximo nivel de concreción en el aula, de manera que se puedan planificar las actividades y estrategias concretas para su desarrollo y evaluar el grado de consecución de las mismas.

Para seleccionar los CONTENIDOS, hemos tenido en cuenta los siguientes aspectos:

– Considerar que los contenidos no son un fin en sí mismos, sino un medio para desarrollar las capacidades de los alumnos.

– Ampliar el tipo de contenidos a enseñar a aprender para conseguir el desarrollo global del sujeto.

– Seleccionar contenidos que sean funcionales para el alumno y le permitan aprender por sí mismo.

– Seleccionar contenidos adecuados a las necesidades, posibilidades, e intereses para que el aprendizaje sea significativo.

A) OBJETIVOS GENERALES DE LA ETAPA DE EDUCACIÓN INFANTIL.

1- Identificar y expresar sus necesidades básicas de salud y bienestar, juego y relación, y resolver autónomamente algunas de ellas mediante estrategias y actitudes básicas de cuidado, alimentación e higiene.

2- Descubrir, conocer y controlar su propio cuerpo progresivamente, actuando de forma cada vez más autónoma en sus actividades habituales.

3- Establecer relaciones sociales en un ámbito cada vez más amplio, aprendiendo a expresar progresivamente los propios intereses, puntos de vista y aportaciones con los de los demás.

4- Observar y explorar activamente su entorno inmediato, así como los elementos que lo configuran y, con la ayuda del adulto, ir elaborando su percepción de ese entorno y atribuyéndole alguna significación.

5- Regular paulatinamente su comportamiento de juego, de rutinas y otras actividades presentadas por el adulto, intentando disfrutar con ellas y utilizándolas para dar cauce a sus intereses, conocimientos, sentimientos y emociones.

6- Coordinar, poco a poco, su acción con la del otro, descubriendo que los demás tienen su propia identidad, sus pertenencias y relaciones, al tiempo que las acepta.

7- Avanzar en la comprensión de mensajes orales, sencillos y claros, aprendiendo progresivamente a regular su comportamiento en función de los mismos.

8- Comunicarse con los demás, utilizando distintos lenguajes (verbal y/o no verbal) para expresar sus sentimientos, deseos y experiencias.

9- Descubrir diferentes formas de comunicación y representación, utilizando sus técnicas y recursos básicos, y de disfrutar con ellas.

10- Iniciar, poco a poco, el conocimiento de algunas manifestaciones culturales de su entorno, participando en ellas en la medida de lo posible.


B) OBJETIVOS GENERALES DE LA ETAPA DE
EDUCACIÓN BÁSICA.

– Objetivos de 1º Ciclo:

1- Comprender y expresarse mediante la utilización del lenguaje gestual, verbal y/o sus sistemas alternativos, teniendo en cuenta las diferentes situaciones habituales de comunicación.

2- Utilizar sus posibilidades comunicativas para comprender e interpretar la realidad inmediata para expresarse, a través de recursos y medios a su alcance, disfrutando con las diferentes manifestaciones artísticas propias de su edad.

3- Conocer las personas y los objetos que le rodean a través de experiencias lúdicas, comunicativas y de trabajo cooperativo.

4- Iniciarse en actuar de forma cada vez más autónoma en las actividades habituales.

5- Iniciarse en la participación de actividades de pequeño y gran grupo, empezando por el respeto hacia las normas y reglas en juegos, trabajos, etc.

6- Iniciarse en el establecimiento de relaciones con sus compañeros y con los adultos más próximos, respondiendo a sentimientos de afecto y colaboración.

7- Observar, descubrir y admirar el entorno inmediato con una actitud de curiosidad y cuidado.

8- Descubrir su propio cuerpo, las cosas que puede hacer con él, e iniciarse en su cuidado.

– Objetivos de 2º Ciclo:

1- Comprender y expresarse mediante la utilización del lenguaje gestual, verbal y/o sus sistemas alternativos, teniendo en cuenta las diferentes situaciones de comunicación de la vida diaria.

2- Utilizar sus posibilidades comunicativas para comprender e interpretar la realidad inmediata para expresarse, a través de recursos y medios a su alcance, disfrutando con las diferentes manifestaciones artísticas propias de su edad.

3- Conocer las personas y los objetos que le rodean, iniciándose en la resolución de situaciones de la vida diaria, a través de experiencias lúdicas, comunicativas y de trabajo cooperativo.

4- Actuar de forma cada vez más autónoma en las actividades habituales.

5- Participar en actividades de pequeño y gran grupo, iniciándose en el respeto hacia las normas y reglas, en juegos, trabajos, etc.

6- Establecer relaciones con sus compañeros y con los adultos más próximos, respondiendo a sentimientos de afecto, e iniciándose en la aceptación de los demás y en el desarrollo de actitudes de ayuda y colaboración.

7- Observar, descubrir y admirar el entorno inmediato para iniciarse en el conocimiento de sencillas relaciones del mismo.

8- Conocer su propio cuerpo, las cosas que puede hacer con él, e iniciarse en su cuidado.

– Objetivos de 3º Ciclo:

1- Comprender y expresar mensajes con creciente dificultad, mediante la utilización del lenguaje gestual, verbal y/o sus sistemas alternativos en las diferentes situaciones de comunicación de la vida diaria.

2- Enriquecer y utilizar las posibilidades comunicativas para comprender e interpretar la realidad que le rodea y para expresarse, iniciándose en el razonamiento lógico, verbal y matemático, y disfrutando con las diferentes manifestaciones artísticas propias de su edad.

3- Identificar e iniciarse en la resolución de problemas sencillos, relacionados con objetos y hechos en situaciones de la vida cotidiana.

4- Desenvolverse con autonomía en las actividades habituales y en su relación con el entorno inmediato: físico y social.

5- Colaborar en las actividades de grupo, aceptando y respetando las normas y reglas que se establecen.

6- Establecer relaciones con sus compañeros y con los adultos, respondiendo a sentimientos de afecto, respetando la diversidad y desarrollando actitudes de ayuda y colaboración.

7- Observar y explorar activamente en su entorno inmediato para comprender y establecer relaciones entre hechos y fenómenos del entorno natural y social, con una actitud de curiosidad y cuidado.

8- Conocer su propio cuerpo, sus posibilidades, desarrollando hábitos de cuidado personal.

– Objetivos de 4º Ciclo:

1- Comprender y expresarse, utilizando los distintos cauces de comunicación a su alcance.

2- Enriquecer y utilizar las posibilidades comunicativas para comprender e interpretar la realidad y para expresarse, desarrollando razonamiento lógico, verbal y matemático, así como la sensibilidad estética, la creatividad.

3- Identificar problemas, planteando y resolviendo interrogantes a partir de la experiencia cotidiana y la utilización tanto de los conocimientos y los recursos materiales, como de la colaboración de otras personas.

4- Desenvolverse con autonomía en las actividades habituales y en su relación con el entorno.

5- Colaborar en las actividades de grupo, aceptando las normas y reglas, asumiendo las responsabilidades que corresponden.

6- Establecer relaciones con los demás, desarrollando actitudes de ayuda y colaboración, y rechazando cualquier tipo de discriminación.

7- Apreciar la importancia de las normas y valores cristianos que rigen la vida y la convivencia entre las personas.

8- Explorar activamente la realidad, comprendiendo y estableciendo relaciones entre hechos y fenómenos del entorno natural y social con una actitud de curiosidad, admiración y cuidado.

9- Conocer y apreciar el propio cuerpo y contribuir a su desarrollo, adoptando hábitos de salud y bienestar.

– Objetivos de 5º Ciclo:

1- Comprender y expresarse, utilizando adecuadamente los distintos cauces de comunicación a su alcance.

2- Enriquecer y utilizar las posibilidades comunicativas para comprender e interpretar la realidad y para expresarse, desarrollando razonamiento lógico, verbal y matemático, así como la sensibilidad estética, la creatividad y la capacidad para disfrutar de las obras y manifestaciones artísticas.

3- Identificar problemas, planteando y resolviendo interrogantes, a partir de la experiencia cotidiana y la utilización tanto de los conocimientos y los recursos materiales disponibles, como de la colaboración de otras personas.

4- Desenvolverse con autonomía en las actividades habituales y en su relación con el entorno, desarrollando la toma de iniciativas y estableciendo relaciones afectivas.

5- Colaborar en las actividades de grupo e iniciarse en la planificación de las mismas, aceptando las normas y reglas, articulando los intereses propios con los de otros miembros del grupo, respetando puntos de vista distintos y asumiendo las responsabilidades que corresponden.

6- Establecer relaciones con los demás, descubriendo y valorando al otro, desarrollando actitudes de ayuda y colaboración, y rechazando cualquier tipo de discriminación.

7- Apreciar la importancia de las normas y actitudes derivadas de los valores de amistad, compañerismo, compartir, servicio… como principios cristianos que rigen la vida y la convivencia entre las personas.

8- Explorar activamente la realidad, comprendiendo y estableciendo relaciones entre hechos y fenómenos del entorno natural, social y cultural, con una actitud de curiosidad, admiración y cuidado.

9- Conocer y apreciar el propio cuerpo y contribuir a su desarrollo, adoptando hábitos de salud y bienestar.

C) OBJETIVOS GENERALES DE LA SECCIÓN DE FORMACIÓN PARA LA TRANSICIÓN A LA VIDA ADULTA

1- Afianzar y desarrollar las capacidades de los alumnos en sus aspectos físicos, afectivos, cognitivos, comunicativos, morales, cívicos y de inserción social, promoviendo el mayor grado de autonomía personal y de integración social.

2- Fomentar la participación de los alumnos en todos aquellos contextos en los que se desenvuelve la vida adulta: la vida doméstica, utilización de los servicios de la comunidad y disfrute del ocio y tiempo libre entre otros.

3- Promover el desarrollo de las actitudes laborales de seguridad en el trabajo, actitud positiva ante la tarea y normas elementales de trabajo, así como la adquisición de habilidades laborales de carácter polivalente.

4- Promover los conocimientos instrumentales básicos, adquiridos en la educación básica, afianzando las habilidades comunicativas y numéricas, la capacidad de razonamiento y resolución de problemas de la vida cotidiana, así como el desarrollo de la creatividad de los alumnos.

5- Desarrollar actitudes relacionadas con los valores de amistad, compañerismo, compartir, servicio… como principios cristianos que rigen la vida y la convivencia entre las personas.

3.2.- CÓMO ENSEÑAR:

METODOLOGÍA:

En nuestra concepción educativa partimos del concepto de personalización, entendiendo como tal el intento de desarrollar el conjunto de dimensiones individuales y sociales que configuran la persona, de modo armónico e integral, así como acomodar, adecuar y adaptar el proceso educativo a las características personales de cada educando, como criterio para el logro de ese desarrollo integral.

Nos basamos prioritariamente en los principios de la psicología cognitiva, sin descartar en ningún momento la utilización de técnicas, métodos y principios propios de otras teorías que puedan aportarnos otro tipo de estrategias.

Esto nos lleva a tomar conciencia de los procesos y operaciones mentales que el alumno realiza para llegar al aprendizaje constructivo.

El planteamiento expuesto supone que en nuestra labor global del proceso de enseñanza-aprendizaje tengamos presente el Mapa Cognitivo, analizando sus siete parámetros.

El Contenido:

Los contenidos han de responder a la construcción del conocimiento, teniendo como objetivos la funcionalidad y significatividad.

Operaciones:

El tipo de operación que el alumno puede hacer al trabajar un contenido depende de la comprensión que posea de dicho contenido.

Dos variables que influyen en el tipo de operaciones que un niño puede realizar son:

– Su nivel de desarrollo madurativo.
– Prerrequisitos adquiridos.

Fase del Acto Mental:

En cualquier situación de aprendizaje, se han de tener presentes tres fases que hemos de considerar interrelacionadas.

Al sujeto le llega una información (fase de entrada o input), la procesa o elabora (fase de elaboración) y da una respuesta (fase de salida u ouput), en función de los dos pasos anteriores.

Funciones cognitivas:

En cada fase del acto mental el niño ha de poner en juego una serie de funciones cognitivas, que varían dependiendo de la tarea, actividad u operación a realizar.

Las funciones cognitivas han de ser identificadas, ya que son prerrequisitos para poder realizar las operaciones mentales.

Ante la realización de cualquier actividad, y habiendo identificado las funciones cognitivas que han de ponerse en juego, se han de analizar aquellas que el alumno tenga deficientes para intentar modificarlas, ya que van a ser la causa de sus errores.

La modalidad:

Es la manera de presentar la tarea y de expresarse el acto mental, puede ser:

. Figurativa
. Gráfica
. Simbólica
. Numérica
. Verbal
. Manipulativa

Nivel de complejidad:

El nivel de complejidad está determinado por la cantidad y calidad de unidades de información necesarias para producir un acto mental.

Nivel de abstracción:

Este aspecto responde a la distancia que hay entre el acto mental y los elementos de la tarea.

Nivel de eficacia:

El nivel de eficacia se encuentra estrechamente relacionado con el éxito o fracaso en las tareas, es uno de los aspectos a evaluar y se observará durante y al final de la realización de las mismas.

Por ello, la enseñanza la concebimos principalmente como una labor de Mediación, entendida como el puente que posibilita, facilita y enriquece la relación del niño con los estímulos que le rodean. El profesor es el mediador entre los contenidos y el alumno, para hacer que aquéllos se le presenten de forma estructurada y, por tanto, estructurante de su mente y su conocimiento.

La mediación se da, tanto entre el estímulo y el organismo, como entre el organismo y la respuesta.

El tipo de mediación con que cuenta el alumno va a constituir un factor esencial para lograr un desarrollo cognoscitivo y aumentar su capacidad de modificabilidad.

Para llevar a cabo una mediación adecuada, hemos de tener presentes los siguientes principios básicos de la misma:

Intencionalidad:

La mediación es el producto de un acto volitivo entre el niño y el educador. Tiene el objetivo de producir en el alumno una buena disposición para atender a la tarea y perseverar en la búsqueda de la solución.

Trascendencia:

Las interacciones mediadas tratarán de fomentar la adquisición de principios generalizables, así como de conceptos y estrategias cuyo sentido y utilidad trascienda al problema tratado.

Significado:

El significado aumenta la motivación y facilita la consecución de objetivos. El alumno actúa ante una tarea para dar respuesta a una necesidad creada y/o reforzada por el mediador en él.

Por todo ello, consideramos que todo profesional ha de procurar:

* Mantener siempre unas expectativas positivas respecto a los posibles logros de sus alumnos.

* Lograr el autocontrol necesario para ser paciente y dar a los alumnos el tiempo suficiente para elaborar las respuestas, haciendo hincapié en que las razonen, siempre que sea posible.

* Regular y controlar su propia conducta, siendo consciente de que el profesor tutor es uno de los modelos principales en la educación integral del alumno.

* Ser un buen mediador en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

* Estar en constante proceso de formación teórico-práctica, partiendo de la investigación en la acción.

* Estar abierto a técnicas, métodos, teorías, etc., diferentes buscando crear la suya propia.

* Contemplar la interdisciplinariedad como factor importante que mejora la acción educativa.

* Fomentar la comunicación y el diálogo interprofesional para intercambiar experiencias.

* Colaborar con los futuros profesionales de la educación, poniendo a su alcance nuestra experiencia educativa.

Como Principios Metodológicos hemos de:

* Orientar la educación de nuestros alumnos hacia un aprendizaje profundamente humano, entendiendo como tal aquel que abarca las grandes dimensiones de la persona, tanto como individuo (cognitiva o intelectiva, estimativa o afectiva, y volitiva o efectiva) como en su componente social.

* Contemplar a cada alumno como un ser individual con características y necesidades propias, que hacen que requiera respuestas diferenciadoras del grupo.

* Despertar el sentimiento de competencia en los alumnos mediante:

– La estructuración de las tareas de manera que todos los alumnos puedan tener éxito.

– El conocimiento por parte del alumno de las señales de éxito más insignificantes.

– El hacerles conscientes de los aspectos concretos de su conducta que les conducen al éxito.

* Despertar un autoconcepto positivo en los alumnos.

* Fomentar una participación activa y una conducta compartida, poniendo en común experiencias de aprendizaje y posibilitando el diálogo tanto entre el profesor y los alumnos como los alumnos entre sí, incidiendo con ello en el control de factores de interacción interpersonal como: la inhibición, la impulsividad, la imagen de sí mismo…. que tanto condicionan en ocasiones el funcionamiento cognitivo.

* Regular y controlar la conducta del alumno, transmitiéndole conocimientos acerca de lo que está haciendo, por qué lo está haciendo y cómo lo está haciendo. Incidiendo en aspectos tales como la inhibición de la respuesta impulsiva, la atención y el esfuerzo del alumno.

* Motivar al alumno observando y dando respuesta a sus intereses, entendiendo como intereses no solo los relacionados con tareas o temas determinados, sino los correspondientes con cada aspecto de su personalidad, para lograr unas actitudes positivas hacia el aprendizaje.

* Intentar dar a la dimensión social del sujeto la importancia que tiene, proporcionándole las habilidades sociales y de autonomía personal que le permitan una interacción positiva con el entorno.

* Seleccionar contenidos en función de su significado y funcionalidad.

* El abordaje de los contenidos se ha de hacer teniendo en cuenta la experiencia de vida del alumno, no sólo su capacidad, evitando el infantilismo con los alumnos mayores.

* Entender nuestra tarea educativa como colaboración con los distintos ámbitos en los que se desenvuelve el alumno, especialmente la familia.

* Dar mayor importancia al proceso que sigue el alumno para realizar una tarea que al resultado final.

3.4.- QUÉ, CÓMO Y CUÁNDO EVALUAR:

ESTABLECIMIENTO DE LOS CRITERIOS PARA LA VALORACIÓN DE LOS ALUMNOS.

-Proceso que se sigue:

Partimos de la orientación del Equipo Interdisciplinar de Orientación Psicopedagógica y de la opinión de la familia, realizando una valoración inicial de los alumnos que solicitan plaza en el Centro, con el fin de estudiar la conveniencia de su escolarización en el mismo.

Para ello, se estima en lo posible las capacidades de aprendizaje del alumno, actuales y potenciales; así como los factores individuales y del contexto socio-escolar y familiar que, positiva o negativamente, pueden mediatizar dicha capacidad.

Posteriormente, teniendo en cuenta estos factores, así como la posible adaptación social del alumno, se propone su incorporación en un grupo-clase determinado.

A lo largo de la escolarización del alumno en el Centro, se realizan revisiones periódicas en los momentos puntuales y siempre que la evolución del alumno así lo aconseje, atendiendo a criterios flexibles que permitan, llegado el caso, los cambios de escolarización en cualquier dirección posible. Estos cambios siempre estarán orientados a la búsqueda de una mayor normalización e integración escolar.

Finalmente, al comenzar la última etapa de escolarización en el Centro, se realiza una valoración del proceso de enseñanza-aprendizaje que se recoge en un plan de tránsito personalizado para cada alumno, según contemplan los Programas de Formación para la Transición a la Vida Adulta que tratan de orientar en la medida de lo posible su inserción social y laboral, teniendo en cuenta la oferta existente.


– Profesionales que toman parte en el proceso.

En el proceso de enseñanza-aprendizaje participan todos los profesionales del Centro

– Instrumentos que se utilizan:

– Recogida de datos.
– Entrevista.
– Observación directa.
– Otros medios de observación.
– Pruebas estandarizadas.
– Pruebas no estandarizadas.

EVALUACIÓN DEL PROCESO DE ENSEÑANZA-APRENDIZAJE.

La evaluación tiene un carácter orientativo y nos permite realizar los juicios de valor necesarios para la toma de decisiones con respecto al proceso de enseñanza-aprendizaje de los alumnos.

Responde a los criterios de:

Tener carácter formativo.
Ser flexibles, adaptándose a los diferentes aspectos a evaluar.
Desarrollarse de modo sistemático continuo e integrado en el proceso de aprendizaje.
Ser global y amplia, tomando en consideración todos los elementos que inciden en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

El Equipo Docente, comprueba mediante la evaluación:

El progreso de los alumnos en la consecución de los objetivos.
Los aspectos que se deben modificar y reforzar.
Los factores que favorecen u obstaculizan el óptimo desarrollo individual de los alumnos.
El proceso de pensamiento: percepción, aprendizaje y resolución de conflictos.

La evaluación ha de ser útil, realista y precisa.

Se evaluará dando prioridad a aquellos aprendizajes básicos, sin los cuales un alumno difícilmente puede proseguir de forma satisfactoria su proceso de aprendizaje.

Como los objetivos generales de Etapa y Área no son directamente evaluables, es necesario diseñar objetivos didácticos y actividades para la evaluación.

En la evaluación, el profesor planifica con mayor precisión la información que pretende recoger, los instrumentos y recursos que va a utilizar y todo esto le posibilitará la toma de decisiones posteriores respecto al proceso educativo.

El profesor diseñará la evaluación propiamente dicha en la programación de aula o, más concretamente, en cada unidad didáctica o unidad de programación, partiendo de los criterios establecidos.

PARA MEJORAR LA SITUACIÓN DE APRENDIZAJE EVALUAMOS.

A) Alumnos.

Mediante la Evaluación inicial, formativa y sumativa.

– Las áreas curriculares o ámbitos de experiencia, adquiriendo gran importancia las    actividades diarias y el tiempo empleado.
– Los hábitos y estrategias que cada alumno emplea para la autonomía y el    aprendizaje.
– Actitudes hacia el aprendizaje.
– Los errores que aparecen en la construcción de conceptos.
– Interacciones que establece.
– La motivación hacia el aprendizaje.
– Tipos de ayudas que precise.

B) Profesionales.

Decisiones curriculares tomadas:

– Objetivos y contenidos seleccionados.
– Metodología.
– Actividades diseñadas.

Estilo de Enseñanza:

– Interacción que establece.
– Actitudes y atribuciones ante los alumnos/as.

Coordinación con otros profesores.

C) Aula.

– El diseño y desarrollo de la unidad didáctica programada.
– Aspectos físico-ambientales facilitadores del proceso de enseñanza-aprendizaje.
– Organización de los alumnos/as.
– Material disponible.
– La actuación personal

D) Ciclo.

– El desarrollo de la programación en su conjunto.
– Los datos del proceso de evaluación global de los alumnos del ciclo.
– La validez de los criterios de evaluación y promoción utilizados.
– El funcionamiento de los apoyos personales y materiales.
– La eficacia del sistema de coordinación que se haya fijado entre los profesores del    ciclo.

E) Etapa.

– Los elementos del proyecto Curricular tomados de uno en uno.
– La coordinación interciclos y la coherencia vertical de las decisiones de secuencia de    las áreas y criterios de evaluación.
– La adecuación de los criterios de evaluación y promoción de la etapa.
– El funcionamiento de las actividades programadas.
– La dinámica de trabajo de los diferentes profesionales que integran la etapa.

F) El ámbito del centro.

– La coherencia de los proyectos curriculares de cada etapa.
– La funcionalidad de las decisiones tomadas sobre distribución de recursos humanos,    materiales, espaciales y temporales.
– La fluidez de la comunicación con los padres.
– El funcionamiento de los órganos colegiados y no colegiados.
– Las relaciones con el entorno social.
– Los servicios de apoyo al Centro.

Para mejorar el funcionamiento de los equipos y el ambiente de trabajo:

GRADO DE ACUERDO:

– Respecto a fines educativos y decisiones curriculares.
– Selección de objetivos/contenidos.
– Línea metodológica.
– Criterios de evaluación.
– Organización:

* Coordinación entre ciclos.
* Coordinación entre equipos.
* Coordinación entre departamentos.
* Coordinación con padres.

4.- RELACIONES DE COLABORACIÓN ENTRE LOS PROFESIONALES, PADRES, ALUMNOS Y ENTORNO.-

4.1.- PARTICIPACIÓN DE LA COMUNIDAD EDUCATIVA EN LA GESTIÓN DEL CENTRO:

A) Consejo Escolar.

El Consejo Escolar del Centro es el órgano de participación de los padres, profesores y personal de administración y servicios.

Está constituido por:

– La Directora General.
– La Directora Pedagógica.
– Dos representantes del Titular del Centro.
– Cuatro representantes de los Profesores.
– Cuatro representantes de los Padres o Tutores de los alumnos.
– Un representante del Personal de Administración y Servicios.
– El Secretario del Centro, que actuará como secretario del Consejo con voz pero sin voto.

El Consejo se reunirá, al menos, tres veces al año, coincidiendo con cada uno de los trimestres del curso académico. También se podrá reunir con carácter extraordinario por convocatoria del Presidente, del Titular o al menos de un tercio de sus miembros.

B) Equipo Directivo.

El Equipo Directivo es el órgano de asesoramiento del Director General en el ejercicio de sus funciones.

Está constituido por:

– La Directora General que lo convoca y preside.
– La Directora Pedagógica.
– La Coordinadora de Pastoral.
– Los Coordinadores Generales de Etapa y Sección.
– El Secretario.
– El Administrador para asuntos de su competencia.
– Uno o dos miembros del Claustro nombrado por la Entidad Titular.

El Equipo Directivo se reunirá, al menos, una vez a la semana.

C) Equipo de Pastoral.

Es el grupo de personas que animan y coordinan la acción evangelizadora y pastoral en todas las actividades escolares y extraescolares que se realicen en el Centro.

Está constituido por:

– La Directora General
– La Directora Pedagógica
– La Coordinadora del Seminario de Formación Religiosa
– Cuatro representantes del Profesorado
– El Coordinador de Pastoral

D) Claustro.

El Claustro de profesores es el órgano propio de participación del profesorado del Centro.

Está integrado por todos los profesores del Centro y los profesionales del Equipo de Atención Educativa Complementaria.

Se reunirá, al menos, cada dos meses en la hora complementaria.

E) Coordinadores.

Son el nexo de unión entre los profesores y el Equipo Directivo. Su finalidad es la de mejorar la comunicación en ambas direcciones.

El Centro tiene siete coordinadores correspondientes a cada uno de los Ciclos de la Etapa Educativa Básica, Sección de F.P. y Equipo de Atención Educativa Complementaria.

F) Comisión de Coordinación Pedagógica.

La Comisión de Coordinación Pedagógica está compuesta por:

– La Directora General.
– La Directora Pedagógica
– Coordinadores Generales de la Etapa de Educación Básica y Sección de F.P.
– Coordinadores de los diferentes Ciclos.
– Los Orientadores del Centro.
– El Coordinador del Equipo de Atención Educativa Complementaria.

Es el órgano representativo que asesora y coordina la elaboración del Proyecto Curricular del Centro.

4.2 PARTICIPACIÓN DE LAS FAMILIAS EN EL PROCESO EDUCATIVO:

La participación, relación y colaboración con los padres se considera fundamental en el proceso educativo de nuestros alumnos/as. Para ello el Centro tiene establecidos diversos cauces:

1.- Reuniones de los tutores con los padres de su aula para informarles de la programación anual o tratar temas que les interesen.

2.- Visitas al Centro, bien para conocer sus instalaciones (padres nuevos), o para asistir al normal desarrollo de una clase.

3.- Los diferentes servicios programan contactos con las familias, generalmente a nivel individual, para tratar aspectos más concretos de la evolución del alumno/a, o grupal – mediante asambleas informativas del funcionamiento de los diferentes servicios.

4.- Horario de entrevistas o comunicaciones telefónicas.

5.- Los padres del Centro, a través del Consejo Escolar, colaboran en la programación anual y aportan sus opiniones y soluciones en los diversos temas que surgen a lo largo del curso.

6.- La A.P.A. colabora estrechamente con el Centro mediante:

– Actividades que fomentan la relación entre todos los miembros de la Comunidad Educativa (excursiones, fiestas, etc…).

– Charlas de formación con diversos asesores sobre temas de interés.

– Cooperación en el desarrollo y programación de actividades diversas (salidas extraescolares, deportivas, granjas escuela, colonias de verano, etc).

4.3. VINCULACIÓN DEL CENTRO CON EL ENTORNO:

4.3.1. RELACIÓN CON CENTROS DE LA ZONA.-

El Centro mantiene una estrecha relación con los Centros públicos y privados existentes en la zona. Actualmente, se están llevando a cabo proyectos y acciones coordinadas que favorecen la integración en el entorno de los alumnos con n.e.e. de la zona a través de:

– Un Proyecto de Escolarización Combinada.

– Un Centro de Recursos.

El Colegio ofrece los diferentes recursos, tanto materiales como personales de los que dispone, a los distintos Colegios, así como a Asociaciones culturales y religiosas de la zona que lo precisen.

   4.3.2. RELACIÓN CON EL ENTORNO.

Los alumnos utilizan la zona en la que está ubicado el Centro para realizar diferentes tipos de salidas, tanto a las tiendas y centros comerciales como a los distintos servicios públicos y parques existentes, considerándolo como un lugar idóneo para el aprendizaje y puesta en práctica de los contenidos referidos a nociones topológicas y de educación vial.

Así mismo, participan de las actividades propuestas por la parroquia.